Cómo ponerse el cinturón de seguridad una embarazada

La ley obliga a ponerse el cinturón de seguridad a las embarazadas como a cualquier otro conductor o pasajero del vehículo. Pero al igual que es importante proteger al feto, es obligatorio usar sistemas de retención para bebés o niños pequeños y seguir ciertos consejos a la hora de alquilar un coche con silla infantil.

El cinturón de seguridad y las embarazadas | Reale Blog

Pero la prevención debe comenzar desde el periodo gestacional. De hecho, en el último trimestre, el cuerpo de la embarazada cambia de forma notoria y esto influye directamente en la capacidad de conducción.

Existen dispositivos en el mercado especialmente diseñados para evitar que el cinturón se mueva. El adaptador es un dispositivo imprescindible para proteger la vida de la madre y del feto en la carretera. Su uso reduce a la mitad el riesgo de muerte fetal y materna en caso de accidente de tráfico.

Modo de colocar el cinturón en embarazadas:

Es muy importante ponerse el cinturón de seguridad  en el embarazo correctamente: entre los senos y a la altura de la pelvis. El cinturón no debe apretar el abdomen ni subirse hacia el vientre porque podría dañar al feto.

Colocar un adaptador sobre el asiento donde se sentaría la embarazada. La banda posterior tiene que ir rodeando el respaldo y se sujeta por la parte trasera.

  • Importante que quede bien fijo. La mujer se sentaría sobre el cojín ya colocado y se debe poner el cinturón de manera normal y unir el adaptador y la correa inferior.
  • Si la embarazada no usa el adaptador, la cinta inferior del cinturón apretaría el abdomen y de lo que se trata es de que la cinta quede a la altura pélvica. Para ello, cogeríamos algunos de los puntos del cinturón para bajarlo y que quede justo a nivel pélvico.
  • La cinta superior debe estar atravesando el pecho, sin estar muy cerca del cuello ni tampoco lejos.
  • Aumenta la distancia entre el asiento y el salpicadero para que el vientre no roce con el volante.
  • Colocar correctamente el reposacabezas para proteger la cabeza y el cuello.
  • La mayoría de mujeres conoce los sistemas de retención para los recién nacidos que montan en el coche pero ignoran que la prevención debe comenzar desde el periodo gestacional. Se deben utilizar desde el principio, ya que en el primer trimestre el riesgo es la pérdida por aborto, y en el último trimestre el riesgo es de traumatismo abdominal por rotura de bolsa.

FUENTE: http://blog.pepecar.com/

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *