Tesla se quedó a las puertas de vender 500.000 coches en 2020

Para Tesla, el 2020 ha sido un año de vino y rosas. El mercado cree que es el fabricante más valioso del mundo y por eso cotiza por 669.000 millones de dólares, pese a seguir siendo un fabricante pequeño, aunque con mucho potencial.

Antes de conocer los resultados financieros de Tesla del ejercicio 2020 completo (en concreto, los datos del cuarto trimestre) hemos podido saber las cifras de producción y entregas a clientes. En todo 2020 se fabricaron 509.737 Tesla, de los cuales 499.550 llegaron a manos de sus propietarios. Más de lo que esperaban muchos analistas.

Desglosando esas cifras, tenemos que se han fabricado 54.805 unidades de la gama superior, Model S y Model X, siendo entregados 57.039 a clientes. En cuanto a la gama de acceso, Model 3 y Model Y, 454.923 unidades producidas y 442.511 entregadas. Y eso pese a las prisas por entregar coches descuidando controles de calidad y apañándolo en postventa.

Tesla nos advierte -de buena manera- que estos datos no son sinónimos de un buen rendimiento financiero, influyen otras cosas como el cambio de divisas, la facturación, los gastos, el porcentaje de operaciones en leasing, etc. Los resultados del Q4 se conocerán más adelante.

El aumento meteórico de valor de Tesla en la bolsa de Nueva York (+743%) no tiene nada que ver con lo anterior. Más bien tiene que ver con diversos hitos que están más relacionados con las expectativas que con el presente de la compañía. Por ejemplo, el Autopilot de nivel 5 de conducción autónoma según SAE no ha llegado.

¿Pero cómo de buena es la cifra de 500.000 unidades al año? Era un objetivo perseguido hace años por Tesla, lo que le permite salir de la liga de los fabricantes pequeños y entrar en la de los medianos. Con los Model S y Model X era imposible, hacían falta modelos más económicos, y el primero en llegar fue el Model 3.

Su complemento crossover, el Model Y, se empezó a entregar y está funcionando comercialmente bien, a pesar de que hablamos de un coche que está muy lejos de ser para las masas en cuanto a posicionamiento y precio. En China ya ha comenzado a fabricarse también. El esfuerzo de 2020 se lo reparten dos factorías de montaje.

Por un lado Tesla tiene la fábrica principal en Fremont (California, EEUU), y la Gigafactory 3 que se montó en Shanghái (China) en tiempo récord. Mientras tanto, la Gigafactory 4 (Berlín, Alemania) está experimentando retrasos por problemas administrativos, judiciales y por movimientos ecologistas.

Además, Tesla prepara una fábrica en Austin (Texas, EEUU) para fabricar los Cybertruck y camiones Semi. La presentación del Cybertruck fue uno de los pistoletazos de salida a la inflada bestial de la cotización de Tesla en bolsa. La burbuja sigue sin reventar, y nadie quiere perderse la fiesta mientras dure. Si revienta, no se medirá en miles de millones de dólares, sino en megatones.

Eso sí, es muy probable que durante el Q4 Tesla anuncie beneficios. De ser así, será la primera vez desde su fundación (2003) que el fabricante gana dinero durante todo un ejercicio fiscal. El penúltimo trimestre lo salvó por el dineral que FCA le ha pagado para esquivar multas por exceso de CO2, no por facturar coches. Pero apuntan maneras.

Volviendo a la cifra de 500.000 unidades, a comienzos de 2020 era una cifra que se esperaba superar holgadamente, pero apareció el COVID-19 y cambió mucho el mercado. Luego se rebajó el objetivo a 500.000 en octubre y a pesar de los esfuerzos por sacar más y más coches, a las puertas se quedaron.

A corto plazo, la fábrica china ayudará a que Tesla produzca más este año, y el Model Y colaborará a mantener Fremont a tope de capacidad. A finales de este año podrían empezar a producir en Alemania y en Texas, así que mal debe hacerlo Tesla para no superar el medio millón en este año que comienza.

Pero incluso considerando todo eso, Tesla sigue siendo un fabricante hiperinflado que, a pesar de que vende más coches eléctricos Premium que nadie, no vale lo que vale, ni lo valdría cuando llegue a las exposiciones el cacareado compacto de 25.000 dólares. Os haré un «spoiler», costará más, y entrará en un segmento donde sí hay competencia.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *