Los fierros no tienen palabra de honor y ningún vehículo está exento de fallar en el momento menos esperado y quedarnos tirados en el camino, sin posibilidad de poder llamar a una grúa, dado que estamos en una zona con una deficiente o nula señal de telefonía celular. Pero también...